Impresión desde la web

Comentario: 0 Hit: 345

Hoy ha faltado un pelo para que todas las fotos de los 5 últimos años hayan sido absorbidas por el agujero negro de la nada digital; hablando en plata: no las he perdido de milagro.

He puesto remedio e ipso facto subí una copia a la nube. Tengo previsto hacer otra en un disco externo. Mientras estaba con lo primero me he dicho: no pasa de  Febrero que las lleve a imprimir. Si no todas, al menos las más relevantes.

¿Y ahora qué? ¿Compro un pendrive y con las fotos para que me lo impriman con el riesgo de que me coja una gripe cibernética/malware? Las tiendas de fotocopias son el hábitat favorito de los virus que luego van a parar a su ordenador.

-Hay sitios online donde te montan un album como en las bodas.

Así es, pero no tengo intención de añadir un nuevo libro gordo de Petete a los estantes del salón. De momento me va bien con copias impresas. Y eso me lleva a hablarles del Web to print.

Hasta en la wiki hay una entrada sobre ello. Resumiendo, literalmente quiere decir  “de la web a la imprenta”y abarca todo el proceso desde el diseño, la impresión, facturación y entrega del trabajo impreso.

abitat

-Eso ya está inventado…

Si y no. Antes cuando uno quería tarjetas de visita, elegía entre unos modelos y encargaba el trabajo; ahora hay softwares que o bien se descargan gratuitamente o se usan online para diseñar lo que queremos y hacer el pedido, previo presupuesto y plazos. En caso de que diseñar no sea lo que mejor sabemos hacer, también ofrecen la posibilidad de plantillas normalmente gratuitas. Así uno domina todo el proceso.

Está claro que no estamos ante la impresión convencional al mismo tiempo que la impresión convencional no parece que sea transferible a este modelo. Desde luego no es tan simple con usar un software tipo kit de impresión sino que el mejor software para estas lides debe abarcar desde la gestión del color, al preescalado, la preimpresión y lógicamente una estimación de costos y producción,  además de  ser accesible y muy intuitivo, ya que no todo el mundo nace sabiendo como funciona el photoshop o el illustrator, por poner un ejemplo.

El alojamiento de estos programas en la nube/web ahorra dinero y previene piratería y virus y mejora el flujo de todo el proceso hasta la impresión final. Despídase de la churrifoto con líneas verticales en un folio. Anímese con una agenda o un dietario ilustrado con sus fotos favoritas; camisetas, la taza del desayuno, un poster XXL o el frontal de la cocina. Imprimir y diseñar es como comer pipas: todo es empezar.

Pero recuerde: siempre nos quedará una vieja prensa de más de 100 años y un buen impresor profesional para los trabajos más especiales. Lo nuevo y lo viejo pueden convivir perfectamente.

 

Comentarios

Deje su comentario