¿Busca impresora y no se decide?

Comentario: 0 Hit: 192

Hace unos días se nos estropeó la cafetera de 15 bares. La usamos tres veces al día, 5 días a la semana, durante 4 años. Ya no la comercializan. Ahora los fabricantes prefieren una especie de naves espaciales a las que solo les falta plantar el café en la terraza, tostarlo, molerlo y llevarlo al salón en bandeja de plata. Piden una millonada por ellas. Con que 20 Georges Clooneys que se la compren, hacen el agosto.

Con las impresoras pasa igual. Y aunque es cierto que algunas salen rana, bien por defecto de fábrica o por obsolescencia programada, lo normal es que uno conecte la impresora al pc, instale los drivers y ya pueda imprimir.

El problema es decidirse por la impresora, pues hay tantas marcas y modelos y familias de modelos, que casi es mejor comprar unos cartuchos de tinta y que te regalen la impresora, con tal de no elegir.

También está el tema del precio. ¿Para qué me voy gastar un pastizal en la impresora si solo la quiero para imprimir facturas, recetas y ocasionalmente una foto de gatitos?

El qué se va a imprimir y quién va a imprimir y qué tipo de tecnología preferimos, son los factores determinantes de nuestra elección, además del precio.

Si quiere imprimir un poco de todo, las impresoras “para todo” se especializan por ejemplo en textos cuando va a usarse en un ámbito profesional como una oficina, o en fotografía si el uso es doméstico. Normalmente un uso va a predominar sobre otro.

Las impresoras “para todo” tienden a enfocarse en las fotos si están destinadas para uso doméstico o en texto si están destinadas a la oficina. Muchas impresoras todo en uno o impresoras multifunción están diseñadas para el doble papel de la impresora doméstica y de oficina (especialmente para las oficinas en el hogar), pero generalmente favorecen un rol sobre el otro. Considere cómo planea usar la impresora y elija una diseñada para ese rol.

En cuanto a la tecnología, ya hablamos en otro artículo de las impresoras láser y las de inyección de tinta, para la oficina mejor láser por la calidad de los textos. Pero ojo, porque por muy bien que suene la palabra láser, las de inyección de tinta van mejor para las fotografías. Que imprima bien un texto, no significa que sea igual con una foto y viceversa.

La multifunción se denomina así porque permite escanear, fotocopiar, enviar faxes(cada vez se hace menos), imprimir y escanear a doble cara. Es una impresora para todo con más accesorios.

Con o sin color. Para la oficina no necesita color pero una láser con color le permitiría imprimir pequeños carteles y folletos, papel con membrete y logo, que quizás no necesitan calidad fotográfica y aún así quedan muy bien. Si precisa grandes tiradas, acuda a una imprenta: la calidad y su bolsillo lo agradecerán.

Las impresoras son grandes y a veces se comen medio escritorio y hay que tenerlo en cuenta, también hay muy compactas y con muy buenas prestaciones.

¿Necesita imprimir desde varios dispositivos? Que se pueda conectar a la wifi facilita las cosas. La mayoría tienen esta opción, si bien hay quien prefiere, por seguridad que no la tenga. Si, como lo oye, el malware (virus etc…) se mete hasta por las rendijas de los rodapiés de su casa.

Velocidad de impresión. Si va a imprimir dos folios, el tema de la velocidad es como conducir un lamborgini por una carretera comarcal llena de controles, radares y limitaciones de velocidad y baches: no le merece la pena salvo para ligar, y a veces ni eso. Otra cosa es que su tiempo sea precioso y no pueda permitirse pasar una buena parte de él junto a la impresora. Conclusión: si la impresora es rápida, lo va a ver en las especificaciones. En caso contrario, no dirá nada.

impresoras abitat

El precio si importa. Aunque el fabricante suele indicar el costo por página e incluso por fotografía, aquí una breve clase de matemáticas financieras:

Costo total de texto monocromo= costo por página x número de páginas anual.Costo total de texto color= costo por página x número de páginas anual.Costo total fotografía= costo por página x número de páginas anual. Sumamos los tres resultados y nos dará el costo por año. Multiplicamos el resultante por los años en que el fabricante nos da garantía, agregamos alguno más. A continuación un cuadro que incluye varios de los últimos modelos de impresoras. Que se analice un modelo en concreto no significa que otros modelos de la misma familia sean peores o mejores, sino que las calificaciones serían muy similares. Y había que elegir uno en concreto. Por cierto, dentro de 10 días tendré la cafetera en casa. Me dijo el servicio técnico que probablemente me costará la broma entre 35 y 60 euros (la mitad de lo que costó en su día) De ser más no merecería la pena arreglarla. Eso dice el técnico. Pero yo no estoy tan seguro porque ya no la fabrican.

Comentarios

Deje su comentario