Baterías

Comentario: 0 Hit: 259

Una batería se compone básicamente de:

- un ánodo (el polo negativo)

- un cátodo (el polo positivo)

- un electrolito.

La mayoría de las baterías actuales son de iones de litio. Con la carga, los iones de litio positivos salen del cátodo hacia el ánodo, fluyen entre los electrodos, a través de electrolitos de estado líquido. Los electrolitos son sales de iones positivos (átomos con más protones que electrones) y negativos (átomos con más electrones que protones).

En este proceso pueden formarse una especie de estalagmita microscópica o dendrita de litio, que puede provocar cortocircuitos en la batería e incendios por lo que el ánodo de las baterías comerciales está hecho de grafito en lugar de litio metálico.

Las baterías de iones de litio o batería Li-Ion, no es una comida china, almacena energía gracias a la sal de litio que emplea como electrolito. Sus ventajas son: componentes ligeros + elevada capacidad energética + mínimo efecto memoria + alto número de cargas. Y son las que hemos utilizado en móviles, mp4 etc…Sin embargo se degradan fácilmente y son sensibles a las altas temperaturas por lo que pueden provocar una explosión.

La batería de polímero de iones de litio o batería Li-Pol o LiPo almacenan energía gracias a varias células secundarias en paralelo que incrementan la capacidad de la corriente de descarga, y normalmente se disponen en paquetes para aumentar el voltaje disponible. Tienen prácticamente las mismas ventajas e inconvenientes que las Li-Ion pero los ciclos de carga y descarga están más limitados.

Ambas son de litio, y si bien las LiPo soportan más fácilmente la deformación, también son más inflamables y soportan peor las altas temperaturas.

El efecto memoria significa que una carga incompleta de su batería reduce su capacidad por lo que es preferible que las baterías siempre se carguen completamente y no esperar a que se descargue por completo antes de hacer la carga. No espere a que esté a menos del 30%. Sin embargo no es algo que deba preocuparnos en ambos tipos de baterías.

Bateriasabitat

La cosa se complica si la batería en lugar del movil, la lleva nuestro coche. La buena noticia, es que las baterías también llevan dispositivos de seguridad para evitar incendios y explosiones.

Los investigadores están tras una batería que utiliza un sólido en lugar de un electrolito líquido. De ese modo el ánodo puede ser de metal bloqueando las dendritas, almacenando más energía y garantizando la seguridad. El problema es que los iones de litio son menos móviles en un electrolito de estado sólido, cosa que afecta negativamente a la conductividad.

Es posible que en 2018 veamos las primeras baterías de Magnesio: dobla la capacidad de carga y reduce el peligro de combustión. Y se está investigando con otros materiales como el grafeno y el titanio.

Mientras, para alargar la vida a sus dispositivos electrónicos, les recomiendo el uso de baterías externas: tienen como mucho el mismo tamaño que su smartphone, apenas pesan y, así no podrán usar la famosa excusa de “no te llamé porque se me acabó la batería”

Comentarios

Deje su comentario