Automoción 3D

Comentario: 0 Hit: 155

No va a ser la primera vez ni la última que abordemos la impresión 3D cuyo origen está en la estereolitografía, inventada por Charles W. Hull en 1983. El éxito de este tipo de impresión es el de los prototipos pues permite un control mas efectivo en todo el proceso de creación. Antes, convertir una idea en un objeto no estaba al alcance de cualquiera. Con la impresión 3D la creatividad traspasa las barreras de la mente y del bolsillo.

- Pues yo tengo un conocido que pretendía imprimir los playmobil para los regalos de su hijo y se quedó con las ganas. La impresora iba más lenta que el caballo del malo en las películas del Oeste.

Ahora mismo si, pero en General Electric acaban de invertir cerca de 1250 millones de euros en tecnologías 3D para la fabricación de piezas de motores a reacción. Se persigue disminuir los costes de producción, aumentar la velocidad de los ciclos de producción y flexibilizar el diseño. Junto a la par de estas ventajas, este sistema de fabricación lleva aparejado presumiblemente un impacto ambiental reducido.

-¿Lo dice con conocimiento de causa? Me parece que conseguir que los motores dejen de echar humo por los tubos de escape no es la solución de todos los problemas ambientales.


aparcando_abitat

Cierto, además usted lo dice por el mini reportaje que ha salido estos días sobre las baterías de litio de los coches eléctricos, cuya fabricación puede contaminar tanto o más que conducir un coche diesel o de gasolina.

Dejando a un lado las baterías, si comparamos el prototipo Blade Supercar de Divergent 3D con un Honda Civic de 1360 kg, el Blade se puede producir con un 40% menos de emisiones de PM2.5 (partículas en suspensión de menos de 2,5 micras usadas en mediciones de contaminación urbana), un 25% menos de emisiones SOx (óxido de azufre), un 30% menos de NOx (óxidos de nitrógeno) y un 30% menos de gases efecto invernadero.

Además el vehículo es más ligero y reduce el desperdicio durante la fabricación.

Cambiando de tercio, el mundo del transporte va camino de los coches autónomos, es decir, aquéllos que no necesitan conductor, la movilidad compartida (Uber, Car2Go...) y los trenes eléctricos.

- ¿Se van a acabar los atascos, el levantarse 2 o 3 horas antes, los accidentes, la contaminación...ya?

Bueno, visto de un modo idílico podría ser. Para eso estas innovaciones deben llegar a todos. Si solo los más pudientes tienen este tipo de coches y son contaminantes, en caso de no encontrar aparcamiento, estarían circulando mientras esperan a sus dueños, aumentando la congestión del tráfico. Aquí entrarían en juego las regulaciones estatales para incentivar el transporte público y que estos vehículos en lugar de entorpecer la circulación fueran usados de un modo más racional.


Reyes_Abitat

Comentarios

Deje su comentario