Adios a los Vertederos

Comentario: 0 Hit: 51

Adios a los Vertederos.

Ojalá. Parece que la basura doméstica puede convertirse en algo parecido al plástico.

El proceso consiste primero en retirar el cristal, los metales y la materia mineral, y reducir a polvo lo restante: materia orgánica + papel/cartón y plástico. Ese polvo es el que da lugar, mediante un proceso químico, a un nuevo compuesto plástico que puede sustituir al derivado del petróleo y a la madera con el beneficio añadido de un reducido coste energético y de agua. Tampoco produce CO2 ni tóxicos, no se degrada y es reciclable. Puede convertirse en materiales de construcción y en objetos cotidianos.

¿Se acuerdan de una escena de Regreso al futuro en la que el inventor amigo de Marty cogía una lata de cerveza y unas cáscaras de plátano y las metía en su coche dentro de un tubo como si fuese gasolina? No es lo mismo pero se me viene a la mente esa escena cuando pienso en este compuesto.

 

Tendrían que otorgar el premio Nóbel de química a sus inventores, entre los cuales se encuentra otro premio Nóbel, por cierto, suponiendo que logren aclarar el supuesto fraude de los Nóbel que ha aparecido en prensa esta semana. Luego dicen que España es el país más corrupto. Mi opinión al respecto es que unos crían la fama y otros cardan la lana. Como el CO2 al que se le atribuye lo del calentamiento siendo el metano más de 20 veces peor. Si le dicen que huya de las ventosidades de una vaca antes que de un tubo de escape, ya sabe por qué es.

 

Dejemos las reflexiones para otra ocasión. De momento se está haciendo en Israel y se consigue procesar una tonelada de basura por hora. Lo cual no es mucho si tenemos en cuenta las toneladas de basura que producimos: más de 10000 millones de toneladas de residuos sólidos. Un vertedero emite grandes cantidades de metano, luego es imprescindible evitar que los residuos se depositen allí y sean recogidos por diferentes plantas a lo largo de todo el mundo para su conversión en este nuevo compuesto.

Abitat medio ambiente

 

¿Demasiado bonito para ser cierto?

 

Quizás sí ya que el principal inconveniente es que se requieren ingentes cantidades de dinero para construir plantas industriales que realicen esta conversión y toda la logística necesaria para la recogida, separación y almacenamiento pre-conversión.

 

Al final muchas cosas se terminan no haciendo por temas de dinero. Ojalá no sea éste el escollo que dinamite el invento. Especialmente porque sería incongruente que se hayan destinado ingentes cantidades de dinero en propaganda para concienciar sobre el “calentamiento global” y esto que puede ser una magnífica solución contra la contaminación ambiental sea frenado por temas económicos.

 

 

 

Comentarios

Deje su comentario